SHARENG Divulgación

Inicio » Análisis » ¡Feliz cumpleaños, Teoría Electromagnética!

¡Feliz cumpleaños, Teoría Electromagnética!

maxwell-finHace 150 años, en 1865, el escocés James C. Maxwell publicó “A Dynamical Theory of the Electrodynamic Field”, una Teoría que marcó un hito en el naciente mundo de la Física Moderna, ya que estableció las bases para la unificación de dos campos que, hasta ese momento, se trataban de forma independiente: el Campo Eléctrico y el Campo Magnético. Con esta unificación, Maxwell puso las bases para comprender el comportamiento de los fenómenos electromagnéticos y su propagación, siendo la base hoy día del funcionamiento de nuestras comunicaciones. Desde esta entrada, queremos dar a conocer estas ecuaciones, su significado y su importancia, y rendir homenaje a uno de los científicos más importantes de los últimos tiempos.

No es una casualidad que este año los Físicos celebremos el Año Internacional de la Luz, puesto que fue hace 150 años cuando un físico escocés publicó las bases para la Teoría Electromagnética, marcando un antes y un después en el conocimiento de los fenómenos eléctricos y magnéticos y logrando la primera unificación en una sola Teoría de dos campos que, hasta ese momento, eran tratados de formas diferentes: el Campo Eléctrico y el Campo Magnético.

Hasta este momento, se conocían ciertas interrelaciones entre ambos fenómenos. Conocíamos, a través de la Electrostática, la Ley de Coulomb y el Teorema de Gauss, que el campo eléctrico era generado por cargas que interaccionaban entre ellas, y a través de la Ley de Biot-Savart y la Ley de Ampère, que los campos magnéticos eran generados por corrientes (cargas en movimiento) y que generaban interacciones entre ellos, a través de la fuerza de Lorenz. Sin embargo, todas las leyes y axiomas de los campos de los campos Eléctrico y Magnético se trataban como algo independiente, no había una unificación que mostrase de forma contundente las interrelaciones hasta que Maxwell las unificó.

Al principio se trataba de una veintena de ecuaciones integro-diferenciales, aunque en realidad se podían reducir a las ecuaciones actuales, debido a que Maxwell las escribió para cada eje de coordenadas. Usando el operador diferencial diferencial ∇ y las interrelaciones matemáticas entre las integrales y dicho operador, al final las ecuaciones quedaron descritas tal y como se conocen hoy, tanto en su forma integro-diferencial como en su más popular descripción diferencial vectorial.

Ecuaciones de Maxwell y sus leyes

Ecuaciones de Maxwell y sus leyes

Este conjunto de cuatro ecuaciones establecen la unificación de los campos Eléctrico y Magnético en una nueva Teoría que se llama la Teoría Electromagnética, la primera gran unificación de campos realizada en la Física y una de las más bellas descripciones que existen en la disciplina.

No vamos a ir desgranando una a una las ecuaciones, ya que en varias ocasiones lo hemos hecho en otras entradas, pero uno de los detalles más evidentes que se sacan de las ecuaciones, y que las hace interesantes, es su asimetría. Esta asimetría, debida precisamente a la diferencia entre el comportamiento de ambos campos, se hace patente dos a dos: en la Ley de Gauss de ambos campos, y entre la Ley de Faraday y la de Ampère.

Asimetría de la Ley de Gauss

La Ley de Gauss o Teorema de la Divergencia está relacionada con las fuentes y sumideros de las líneas de fuerza del campo, y muestra hacia dónde divergen estas líneas de interacción. En el caso del campo eléctrico, las líneas divergen hacia las cargas, que son las fuentes o sumideros de las líneas de campo. Gráficamente se puede expresar como

350px-LineasCampo

Divergencia de las líneas de capo eléctrico a las cargas

Por tanto, las líneas del campo eléctrico nacen y mueren en las cargas.

En el caso del campo magnético podemos observar que la divergencia es nula, esto es, no hay fuentes o sumideros a los cuales las líneas de campo magnético diverjan. Por tanto, no existen los monopolos magnéticos. El campo magnético rota sobre el origen del mismo, que lo establece la Ley de Ampère y que son las corrientes ocasionadas por cargas en movimiento. Y su expresión más gráfica es

Campo magnético rotando alrededor de una línea de corriente

Campo magnético rotando alrededor de una línea de corriente

Esta asimetría muestra que ambos campos son diferentes en su origen, lo que se muestra muy claramente cuando los campos son estáticos. No obstante, la no dependencia temporal de estas ecuaciones las hace válidas no sólo para los campos estáticos, sino también para los campos dinámicos. Es la otra asimetría, la de las leyes de Faraday y Ampère, la que introduce, además, el dominio temporal.

Asimetría de las Ley de Faraday y Ampère

Las leyes del campo están relacionadas con los campos dinámicos, aquellos que varían de forma temporal. La primera dice que la variación de un flujo magnético con el tiempo genera una fuerza electromotriz, o llanamente, que la variación de un campo magnético genera un campo eléctrico. Es el principio de las dinamos y los generadores eléctricos, en los que, al variar el flujo de un campo magnético mediante medios mecánicos, son capaces de generar un campo eléctrico.

En la Ley de Faraday también está presente la Ley de Lenz, que indica que ese campo eléctrico tiende a oponerse a la variación del campo magnético, y por eso el signo negativo en la expresión.

La segunda, la Ley de Ampère, parte de la ley de la magnetostática, que dice que la circulación de un campo magnético a través de una línea cerrada es proporcional a la corriente que encierra ese contorno. Esta Ley de la Magnetostática fue generalizada por Maxwell al introducir los campos eléctricos variables con el tiempo, mostrando un resultado que, en su forma diferencial, guarda similitud con la Ley de Faraday, salvo que introduce la densidad de corriente para que se mantenga coherente con la Ley de Ampère de la Magnetostática. La conclusión, por tanto, es que los campos eléctricos variables con el tiempo generan campos magnéticos y los campos magnéticos variables con el tiempo, eléctricos.

A pesar de la asimetría de las expresiones, que es la que genera, bajo mi punto de vista, la belleza de la descripción del escocés, de ellas se deduce una de las conclusiones más importantes de la Teoría Electromagnética, y es que los campos electromagnéticos son ondas que se propagan en cualquier medio material dieléctrico, no necesitando de soportes físicos, a diferencia de otros tipos de ondas como las acústicas, que presentan características similares en la formulación de los campos asociados. Esta conclusión es la que nos permite asociar fenómenos como la propagación luz, que presenta una dualidad partícula-onda ya que es un campo electromagnético formado por partículas llamadas fotones. Y al poder propagarse en el vacío, puede transmitir de un lugar a otro la información, que en el caso de la luz, es la visión de un fenómeno que haya ocurrido en el Universo a través de su observación.

Los campos electromagnéticos como ondas que se propagan en el espacio

De resolver las ecuaciones, se puede llegar a las ecuaciones de onda de Helmholz, tanto para el campos eléctrico como para el magnético.

Ecuaciones de onda para el campo eléctrico y magnético

Ecuaciones de onda para el campo eléctrico y magnético

En estas ecuaciones la asimetría que presentan las ecuaciones de Maxwell desaparece, y se pueden resolver como una onda propagándose por un medio material, incluido el vacío, en el que la velocidad de propagación es la velocidad de la luz, c, siendo ésta la máxima velocidad a la que se puede propagar la onda.

Resolviendo esta ecuación de onda, obtendremos la forma en la que se propaga un campo electromagnético en el medio, como una onda compuesta por un campo eléctrico y un campo magnético variables con el tiempo.

El campo electromagnético como onda de propagación

El campo electromagnético como onda de propagación

donde en azul tenemos el campo eléctrico, en rojo el campo magnético y en negro la dirección de propagación de la onda.

Influencia de la Teoría Electromagnética en nuestras vidas

Es evidente que la Teoría Electromagnética de Maxwell ha tenido una influencia notable en nuestras vidas, afectando en muchos aspectos, pero donde más influencia ha tenido es en la comunicación. Los seres humanos necesitamos comunicarnos, y la Teoría Electromagnética de Maxwell nos abre las puertas a un campo en el que las comunicaciones casi no tienen límites. Las comunicaciones modernas no se podrían entender sin esta notable contribución del escocés, y este año no celebraríamos el Año Internacional de la Luz si no hubiese existido todavía esta unificación de campos. Hoy día la Teoría Electromagnética forma parte habitual de nuestras vidas y costumbres, a través de las comunicaciones a larga distancia, ya sean inalámbricas, por cable o por fibra óptica. Recibimos imagen y sonido gracias a ella, así como podemos comunicarnos a larga distancia gracias a la transmisión por radio y enviar datos a cualquier parte del mundo. Es una de las cuatro interacciones de la naturaleza, junto a la gravedad y a las interacciones fuerte y débil del mundo atómico, y por tanto, por ese motivo podemos decir con orgullo ¡Feliz cumpleaños, Ecuaciones de Maxwell!

Referencias

  1. John R. Reitz, Frederick J. Milford, Robert W. Christy, “Foundations of Electromagnetic Theory”, Addison-Wesley Publishing Company, Inc., Massachusetts (USA), 1979
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: