SHARENG Divulgación

Inicio » Análisis » ¿Qué son las Nuevas Tecnologías? El engaño del “mundo cambiante”

¿Qué son las Nuevas Tecnologías? El engaño del “mundo cambiante”

Se oye mucho en estos últimos años la frase “el mundo cambia y debes de adaptarte a esos cambios”. Pero, ¿es verdad que el mundo cambia continuamente? Me imagino que lo mismo deberían pensar aquellos legionarios romanos que, viendo las heridas que provocaba el “gladius hispanicus” decidieron adoptarlo como panoplia frente a la espada larga y pesada que llevaban los galos.

Y es que el mundo, en realidad, no es tan cambiante. Al menos, no como se nos quiere hacer creer. El mundo no cambia tanto, es muy estable y aplicaciones que hoy día estamos utilizando fueron descubiertas antes. Lo que se ha avanzado es la forma de aplicarlas y venderlas.
EL PROGRESO TRAJO EL DESCANSO

Hace ya varios años, en Espinosa de Bricia, pueblo de agricultores del que es originaria mi familia, colgaron un brabán y le pusieron esa frase: “El progreso trajo el descanso”. Ese es el objetivo del progreso, que podamos descansar. Pero seguimos haciendo a la hora de sacar los frutos de la tierra lo mismo que hacíamos desde que bajamos del árbol. ¿Es el mundo tan cambiante? La tierra se tiene que seguir arando como antaño, y lo que hemos desarrollado son herramientas para facilitar el trabajo. Pero esas herramientas siguen siendo herramientas. Llamémoslo tecnología, pero no mundo cambiante.

En los últimos años ha habido una tendencia a considerar que el mundo cambia y que no nos adaptamos. ¡Si somos la especie más adaptativa de La Tierra! Nos adaptamos a todo: vivimos en climas boreales y en desérticos, vivimos con 5 horas de luz o con 9 horas, vivimos en lo más recóndito y entramos en donde queramos. ¿Cuál es la razón por la que se publicita que no somos capaces de adaptarnos a los cambios? Somos la especie que mejor se adapta a ello…

Lo que se ha perdido es el horizonte de los cambios: los cambios tienen que servir para prosperar, para mejorar. Sin embargo, hoy en día los cambios y las mejoras tecnológicas, si hacemos un balance, sólo nos aportan un 20% de lo que nos cuestan. ¿Por qué? Porque nos hemos olvidado que el brabán mejoró al antiguo arado romano sólo para que los que extraían sus beneficios de la tierra pudiesen tener más tiempo libre.

LA TECNOLOGÍA COMO MOTOR DE DESARROLLO DEL SER HUMANO

La tecnología debe ser un motor de desarrollo del ser humano, en su afán de buscar la felicidad. Sin embargo, se ha convertido en un afán de obtener dinero rápido. Y eso ha llevado a la obsolescencia programada, de la que ya hemos hablado en otro comentario.

Hace poco le preguntaba a mi sobrina: “¿Por qué quieres un teléfono smartphone?”, siendo la respuesta “Porque lo tienen mis amigos”. Bajo esa premisa incontestable (si lo tienen mis amigos, ¿no lo puedo tener yo?) uno proporciona un equipo que está en exceso sobrado para las necesidades reales de la persona que lo recibe. El brabán era necesario para tener tiempo libre, pero ¿es necesario tener una cosechadora si sólo tienes una huerta?

La tecnología desarrolla al ser humano, pero hay que acotar las necesidades reales para que éstas nunca superen a nuestros deseos. Los deseos son otra cosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: